top of page

¡Feliz verano desde Hara!




Queríamos comentar en esta entrada un poco la elección del nombre de nuestro estudio. Su significado y energía, aquello a lo que aspiramos ser y ofreceros cada día.


La traducción literal de Hara en japonés es "vientre", pero tiene un significado más trascendental de "centro y epicentro". Cada cosa sobre la tierra tiene su punto en el que se encuentra su centro de gravedad. Con centro nos referimos a 360º, cuatro direcciones cardinales, donde Hara actúa de intersección o nexo entre lo físico, lo emocional, lo energético y lo espiritual.


En el ser humano este punto se encuentra aprox. a cuatro dedos por debajo del ombligo y a una distancia aproximada de tres centímetros por delante de la quinta vértebra lumbar. Es la zona en la que tradicionalmente se origina la vitalidad. Cuando el ser humano centra la consciencia con presencia y atención en el Hara, la energía del Ki (japonés), Chi (chino) fluye mejor, más alegre, creativa y llena de vida, ya que es aquí donde se centra y desde donde se expande. En el yoga a esta energía vital la llamamos Prana.


Esta energía se expresa a través de dos fuerzas opuestas y complementarias (Yin y Yang, en la India podría compararse a los nadis Ida y Pingala) que, obrando recíprocamente, generan todos los fenómenos naturales. Esta confluencia pide y permite la continuidad de la vida.




Es, así mismo, el punto del que surgen las acciones. Si esta zona se encuentra débil, el cuerpo entero tenderá a desequilibrarse y debilitarse con consecuencias en nuestra estabilidad física, emocional y vital.


Por eso es importantísimo darle especial importancia al trabajo en la cadera y el core durante la práctica. En su colocación durante la asana, en fortalecerla y focalizar concentración y atención. Es también un punto muy importante a la hora de realizar invertidas ya que nos ayuda a cambiar el centro gravitatorio, a educar la mente y a perder miedos desde la entrega y la confianza.




El Ki, como el Prana necesitan de un cuerpo sano que se consigue a través de la práctica de asanas o Qigong como receptáculo y de la respiración, pranayama para hacerla fluir.


En chino al Hara se le conoce como el Tan Tien o Dan Tien inferior también denominado "océano de ki o mar de energía". Encontramos 3 Tan Tiens, el inferior (Xia Dantien localizado en el bajo abdomen como comentado), el central (Zhong Dantien localizado en la zona del tórax) y el superior (Shang Dantien localizado en el cráneo donde la frente).


En la India coincidiría con el segundo chacra chakra, Svadhisthana, el cuarto chakra, Anahata y 6 chackra, Ajna.



En el lenguaje japonés, la palabra Hara describe también las capacidades y sustancias del ser humano, el trabajo personal que ha hecho, indica un estado de ser: Hara no hito “estado centrado del ser”.



Como curiosidad, añadiremos que el termino Hara en sánscrito lo encontramos como uno de los nombres de Vishnu, refiriéndose a la parte del sí mismo en donde reside su esposa Lakshmi, Diosa de la Fortuna. Esta shakti “energía” es la samvit “completo conocimiento” del dios desde el yo. Shakti es la aham-mata “pensamiento del yo” o el sí mismo de Vishnu.


Aparece también en la leyenda de Govinda, donde el avatar de Vishnu, Krishna, tiene como esposa a Hara Radha. Hara es aquí de nuevo la energía shakti desde el amor, deseo, adoración y entrega de la esposa a Krishna. Es pues la energía de amor, deseo (de aspiración), adoración y entrega del sadhaka por la Divinidad.



El poeta, sabio y santo Sri Caitanya en su poema Siksastaka, en el último verso habla en femenino de sí mismo para enfatizar esta energía Hara.


En el Maha Mantra Hare Krisha aparece el término Hara declinado en vocativo hare para expresar esta energía devocional.


Maha Mantra


hare kṛṣṇa, hare kṛṣṇa

kṛṣṇa kṛṣṇa, hare hare

hare rāma, hare rāma

rāma rāma, hare hare


¡PRANAMA, amigos!

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page